Home

A vueltas con Cataluña, leemos en nuestro Comparador de Noticias del Viernes que tanto el 1-O como el 2-O y siguientes van a tener consecuencias económicas para la Comunidad Valenciana. Pasen y lean …

Dinero

La crisis catalana afectará a las cuentas valencianas

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Nuestro Comparador de Noticias Valencianas de este jueves nos trae la clarificación total del panorama político valenciano gracias a la situación en Cataluña. Caretas fuera, ya sabemos a qué juega cada uno. Pasen y lean …

Caretas fuera con Cataluña en la Comunidad Valenciana

Caretas fuera con Cataluña en la Comunidad Valenciana

Lee el resto de esta entrada »

El Comparador de Noticias Valencianas tiene hoy un ojo puesto en el 11-S catalán. Pasen y lean …

Cataluña. Wikipedia

Lee el resto de esta entrada »

Hay mucha polémica en nuestro #ResumenPrensaValenciana del miércoles. La unánime indignación que ha levantado en la Comunidad Valenciana el trato al que se le somete con estos Presupuestos Generales del Estado que Rajoy ha parido, el voto separado de Compromís y PSPV por la custodia compartida, o el pulso entre esos mismos dos partidos en Valencia a cuenta del carril bus. Pasen y lean … 

IMG_20161008_202428

Los Presupuestos Generales del Estado indignan a los valencianos

Lee el resto de esta entrada »

Lápices

Observo con perplejidad la catarata de descalificativos que desde sectores de la izquierda (también la mediática) se ha venido vertiendo desde el pasado sábado sobre la concentración en defensa de la enseñanza concertada en la Comunidad Valenciana. Las cosas más suaves que he leído son que los congregados eran todos monjas o del PP (o ambas cosas a la vez), que pretendían defender su negocio o que estaban politizando la enseñanza. De entre las más gordas, que eran (y son) unos privilegiados que pretenden perpetuar su ventaja sobre el resto. Y a todo ello se puede, desde la independencia política, contraargumentar alguna cosa, empezando porque en esta materia conviene ir olvidándose de los tópicos: a los “ricos” la supresión de la concertada no les supondría ningún problema porque si llega el caso tienen dinero de sobra para pagarse una educación estrictamente privada, en cumplimiento del eslogan preferido de cierta izquierda. El problema se le crearía, como siempre, a la sufrida clase media, que no podría elegir y se vería abocada obligatoriamente a cursar enseñanza pública.

 

En cuanto a lo de la politización del asunto de fondo, quienes realmente la estrenaron son quienes distinguen entre enseñanza de derechas y enseñanza de izquierdas. Por ejemplo, el conseller Vicent Marzà, que ha de serlo de todos y abdica con su actitud del ejercicio real de tal condición para el 25-30% de la población escolar. La enseñanza ha de ser buena, sin más, y la ha de tutelar sin adoctrinamiento la administración autonómica a la vez que vigila el cumplimiento estricto de la ley por parte de todos. Esto no va, no ha de ir, de poner la educación de nuestros hijos ineludiblemente en manos de subordinados obligados jerárquicamente o de aliados afectivos estratégicos de un determinado color político ahora en el poder. Porque eso no va a durar siempre (y en general ya estamos hartos de tanto cambio de modelo educativo, y esto más que cambio de modelo sería cambio de sistema), y porque, de entrada, es malo para la libertad (que se conculca), la competencia (que desaparece), y el rendimiento (que merma).

Uno debería poder llevar a sus vástagos en edad escolar al centro educativo que prefiera sin tutela alguna. Y si los concertados tienen demanda, por algo será. Y además esa demanda debiera ser atendida con el concierto de tantas aulas como fuera preciso, cejando en el empeño de obligar por la fuerza del “desconcierto” al trasvase por decreto de alumnos a la pública, a la que evidentemente también se ha de proteger y mejorar en atención a la libertad de sus partidarios exclusivos. Pero al principio de la legislatura el portavoz parlamentario de Compromís, Fran Ferri, ya avisó de la intención del partido del conseller de efectuar una transición tranquila desde la concertada (Fran Ferri y la transición tranquila a la pública), con lo que podemos considerar sin mucho margen de error que la politización del asunto es más bien post-electoral (Autonómicas) que no pre-electoral (Generales-bis). Lo que pasa es que la Constitución dice bien claro lo contrario que la consellería y el partido que la dirige: que la concertada es complementaria y no subsidiaria de la pública, y obviarlo sólo puede ser fuente de conflictos. De hecho la concentración del sábado pasado yo la entiendo como “preventiva”, aunque el portavoz de los reunidos, Vicente Morro, ya viera motivos de sobra en el hecho de que el balance de aulas concertadas y desconcertadas para el próximo curso no sea el que dice el Consell -cero- porque los nuevos conciertos son en realidad consecuencia del paso de curso de alumnos cuyas aulas ya estaban previamente concertadas.

Respecto de la politización de la concentración de la semana pasada -que la hubo-, el mejor y más atinado titular se lo he leído a El País: La política de la Generalitat moviliza a la Concertada y al PP. O sea, a los dos. Es cierto que muchos dirigentes del PP acudieron a la cita oliendo el rédito electoral que esa identificación con la defensa de la causa les pueda reportar, aunque también por convicción. Pero el encuentro no lo convocaron los populares sino el sector, que no puede ni debe impedir que se le adhiera a la casua quien quiera. De hecho allí estaba Ciudadanos y otros partidos menores, como Som Valencians. También había gente de izquierdas, entre ellos algún profesor conocido mío, que si ve peligrar su puesto de trabajo puede que acabe votando otra cosa. Sorprende que los socialistas, que fueron quienes impulsaron los conciertos en tiempos de Felipe González, cedan gratuitamente ese terreno político y los consiguientes sufragios (300.000 alumnos y profesores multiplicados por dos progenitores o allegados son 600.000 votos) a la derecha. La gente cada vez vota menos a los pósters y en genérico, y más en función de sus convicciones e intereses personales y familiares.

Pero lo que más se argumenta estos días desde la izquierda, en contra de la concertada, es lo del negocio de los colegios … ¿qué pasa con eso?, ¿es acaso algo ilícito?, ¿supone algún problema para la izquierda más centrada que un colegio sea un negocio (siempre dentro de la ley), teniendo en cuenta que su beneficio está limitado por las disposiciones legales oportunas y que, aun así, un alumno en la concertada sigue saliendo más barato a la administración que uno en la pública?, ¿estamos para tirar el dinero?, ¿le criticaríamos también al tendero autónomo de la esquina -a quienes a veces se apoya con dinero público vía subvenciones o exenciones- que quiera ganar dinero con su comercio?, ¿creemos o no creemos en la libre competencia y en la economía de mercado? En el caso de Compromís y otros conocemos las respuestas porque su programa electoral y las declaraciones de sus dirigentes son desde siempre claras (y legítimas), los que les votan no pueden llamarse a andana. Pero, ¿qué pasa con el PSOE y con sus líderes, muchos de los cuales -alguno ministrable- son clientes de centros concertados a los que llevan a sus hijos en edad escolar? ¿Por qué Pedro Sánchez rehúsa reunirse con los dirigentes organizadores de la protesta otorgándole la exclusiva preelectoral a Mariano Rajoy, de visita ambos el mismo día en Valencia? ¿Le sobran los votos? ¿O piensa que Escola Valenciana le va a votar a él?

La investiblanda

03/03/2016

Lenin

Hay dos detalles del debate de investidura de este miércoles -vistos sus resultados, investiblanda– que me parecen especialmente relevantes: la alusión de Pablo Iglesias a Felipe González (hace unos años lo lógico hubiera sido que FG citara a don Pablo), y la llamada de Albert Rivera a la rebelión contra Rajoy en las filas del PP. Lo primero justifica ya sobradamente que el PSOE que rebasa a Sánchez y su guardia de corps descarte como socio a Podemos. Schz parece que aún no. Lo de Rivera explica el cambio de actitud de Rajoy hacia Ciudadanos tras la primera votación. Tengo para mí que la mención a las manos manchadas de cal viva no fue hecha Lee el resto de esta entrada »

Todas las grandes inversiones valencianas están paralizadas o son meros parches.

Todas las grandes inversiones valencianas están paralizadas o son meros parches.

El día de las ánimas de este año electoral el presidente Rajoy recibirá al presidente Puig, al que le ha pedido que gobierne sin generar más dificultades. Y lo hará justo dos días después de que venza el ultimatum que el titular de la Generalitat le había dado al de La Moncloa para reunirse y hablar de los problemas de los valencianos antes de crear el problema valenciano. Ha tardado Rajoy en acceder a la cita. Ocasiones no le han faltado para celebrar esa reunión, que, por otra parte y a las puertas de las Generales, a poco compromete. También en volver a la Comunidad, que desde Los Trajes casi no pisaba, y que es desde las Autonómicas de Mayo parada y fonda frecuente en sus desplazamientos, a buenas horas mangas verdes y arroces con garbanzos.

De verdad, yo no sé quién asesora a este hombre. Lee el resto de esta entrada »

El periódico de aquí

Comparador de Noticias Valencianas, intervenciones en medios, y análisis de actualidad. Para saber lo que hay que saber.

Loclar_online - Inicio

Comparador de Noticias Valencianas, intervenciones en medios, y análisis de actualidad. Para saber lo que hay que saber.

Sin acritud ni ofuscación

Comparador de Noticias Valencianas, intervenciones en medios, y análisis de actualidad. Para saber lo que hay que saber.

Valencia Magazine

Nicolás Ramos Pintado

La València virtual

Crítica (des)de la raó Glo-Val

Scrivivente

... aventura «microliteraria» de un monje

A %d blogueros les gusta esto: